Tetraktys, Árbol de la Vida y Chakana


Voiced by Amazon Polly
Spread the love

En la ocasión de ver una obra de teatro, me surgen unas preguntas sobre los conceptos antigüos vertidos. El actor-autor-y-productor teatral, interpretaba a Juliano, “el Apóstata”, el emperador romano tanto de Occidente como de Oriente (en Constantinopla allá por el 363 DC). Siendo emperador, hizo suya la lucha por restaurar el paganismo perdido a manos de los obispos cristianos, reconstruyendo templos y vitalizando cultos. Fracasó tempranamente, al ser asesinado en Irak, supuestamente por una lanza enemiga (o tal vez amiga) cuando ya la disentería diezmaba su avance contra los persas. Para poder volver de esa expedición, su ejército debió renunciar a todas las conquistas hechas en el avance, y obtener así el paso libre, en forma humillante.

Como sea, en una de las escenas quejosas, hacia el final, la frase del personaje que me dió la clave que necesitaba, fue mas o menos, así : “Platón nunca pudo llegar al cuatro a través del tres, nunca lo logró, solo los Pitagóricos lo hicieron con su Tetraktys, del tres al cuatro. El cuatro contenido en el triángulo, la cuadratura del triángulo. La Sagrada Tetraktys”. El actor recordaba al fin de la obra, que Juliano “el Apóstata” era practicante de rituales teúrgicos, vale decir, de invocaciones de fuerzas celestes.

Tras los aplausos, me acerqué al actor-autor-productor, y aprovechando su adrenalina y disposición, le pedí detalles de esos conceptos nuevos para mí (“teurgia”, “tetraktys”). Su lengua dispuesta a la charla, fue generosa de más.

¿Qué es la Tetraktys? Bueno, es una figura triangular que consiste en diez puntos ordenados en cuatro filas, con uno, dos, tres y cuatro puntos en cada línea, desde lo superior a lo inferior, y paralelas entre sí. Es pitagórica, aunque no hay fuentes directas de este símbolo más que en los seguidores de Pitágoras. Dicen algunos además, que sus diez números o puntos, según pude saber, son un esquema previo y sobre el cual se basa la Cábala Judía, aunque claro no haya prueba alguna de tal cosa, y en su propio esquema del Árbol de la Vida. Ambos esquemas son auto-explicativos de todo el diseño de la manifestación, según dicen en la tradición mistérica.”

Tetraktys, Pitágoras, tradición mistérica helénica. Cábala, tradición mistérica hebrea. Misterio. Silencio. ¿Cómo se supone que esto guarda relación con mi búsqueda, o que me lleve hacia un mapa para mi propio territorio?

Juliano y su teurgia, se apoyan en Proclo, el filósofo mas explicativo de esas pràcticas. Este último vincula el monoteísmo neoplatónico con el politeísmo grecorromano.”

Una pista aquí: la supervivencia, la resistencia de lo antiguo, lo anterior, en lo vigente o actual de una época -el paganismo durante el ascenso del cristianismo-. Un ritmo, un tiempo, una contra-cultura. Ya no me sorprendí de esa supervivencia, cuando dijo que :

La teoría de Proclo es un intento de visión completa de todo lo existente desde el UNO -que es un concepto de su maestro Plotino- hasta la materia inerte, con participación de los seres respecto de los principios originarios, en forma de series descendentes, y con un papel activo de los dioses. Esos reflejos del UNO los llama “hénades”, y poseen identidad propia. Modernamente es el filósofo alemán Hegel, quien lo rescata y escribe acerca de las tres fases de la Idea —en sí, fuera de sí y de vuelta a sí—. Uno, Dos, Tres. Y regreso al origen.”

Agradecí al autor-actor-productor sus palabras, tras el brindis con ese licor de anís “Ouzo”, de procedencia griega, con el que nos convidó tras el final de la obra. Y me fuí pensando. ¿En qué otros esquemas se replican (si lo hacen) hoy esos movimientos que explican abstractamente el paso de una tríada superior, hacia la manifestación (cuaternaria)? ¿Habrá otras supervivencias hoy día, o al menos homólogos?

Tuve la feliz ocurrencia de contarle días después a Juan, acerca de esto. Inmediatamente sacó de la galera esas asociaciones inmediatas que siempre hace. “La chacana incaica” dijo. Cuatro direcciones, y en cada una , tres escalones. Dibujarla es contar los puntos de todas las direcciones, y totalizan dieciséis. Un punto cada veintidós grados y medio. Casi casi los mismos grados que la inclinación del eje terrestre -¿serán una clave para inferir un movimiento progresivo tal vez?-. Dieciséis son la cantidad de años que debe hacerse -por ejemplo- un ritual en un mismo lugar, para la misma fecha, con el objetivo de brindar energía consciente a la Pacha. Dieciséis años de participar continuamente de un Inti Raymi, por citar solo un caso. ¿Y donde está la trìada? “En el Ruwal, en la Ñusta y en el Apu, todos ellos principios inmanifestados.” ¿Y el cuatro? “En la cruz” .

Mas misterio, mas silencio, en la tradición hermética incaica.

En fin. ¿Tengo un mapa? ¿Cuál, cómo? ¿Qué tiene que ver la Tetraktys, o incluso el Árbol de la Vida, o la Chacana dentro de mi búsqueda? Tengo que recorrer y ver si el mapa es apto a explicarme todo esto.